Mi primera vez

¿Qué edad tenía cuando tuvo su primera relación? ¿Con quién fue? ¿Dónde? ¿Quién tuvo la iniciativa? ¿Qué factores influyeron en la toma de esta decisión? ¿Usó algún método de protección? ¿Cómo se sintió? Las historias de vida están sobre el tapete.

14

de
December

Si pudiera retroceder el tiempo

Déjenos saber su opinión y gane un día de aventura extrema para cinco personas en Suesca. Escalada en roca, senderismo por los farallones y rapel en roca y vacío.

Las historias serán publicadas, pero las identidades se mantendrán de forma confidencial.

Historia No 3. Bucaramanga
Género: Masculino

La primera experiencia sexual que ha marcado mi vida fue, prácticamente mi adolescencia, tenía 16 años. Yo quería mucho a una peladita, ella tenía 15 años y hubo muchos problemas con los padres de ella, ellos quisieron que termináramos. No sé,  pero me imagine que había sido por otro motivo.

Por el despecho que sentí, por el dolor  de un amor de adolescente me fui a tomar. Me encontré con unos amigos, cuatro supuestos amigos; yo  solamente contaba con cuatro mil pesos en ese entonces, me invitaron a tomar, parecía que las cervezas no me hicieran efecto, que el alcohol no invadiera mi sangre, luego después de tanto tomar decidieron que lo mejor que podía hacer para dejar ese dolor que sentía y de una vez dejar de ser virgen,  era ir donde las niñas de la vida nocturna, donde las trabajadoras nocturnas, donde las muy llamadas y muy conocidas putas.

Termine yendo aún roto de lo peor, y ni siquiera con una vieja muy bonita, más bien era como regular, eso marco mi vida, haber estado con una vieja de esas; siempre me imagine haber tenido una relación sexual  con alguien que yo hubiera querido, que hubiera amado y aún pienso en eso, todavía cuando estoy con  una mujer quiero eso, que frustrante es entregarse uno  por primera vez, estar uno por primera vez con una mujer de esa vida, eso ha sido una de las cosas más duras de las que me pasaron en mi vida sexual.

17

de
November

Feliz y enamorada

A diario los jóvenes se enfrentan a su sexualidad, pero pocos se atreven a confesar sus temores y experiencias de cómo fue esa primera vez.

Déjenos saber su opinión y gane un día de aventura extrema para cinco personas en Suesca. Escalada en roca, senderismo por los farallones y rapel en roca y vacío. 

Las historias serán publicadas, pero las identidades se mantendrán de forma confidencial.

Historia No 2. Eje Cafetero
Género: Femenino

 

Las relaciones sexuales en mi vida fueron algo que siempre le temí, talvez por la experiencia triste de mi mamá y de algunas amigas, por sentirse utilizada, pero por otra parte, soñaba con que ese momento llegara a mi vida, tenía que ser el más hermoso y especial.

En mi vida sólo he tenido dos novios, claro que sí salí con más muchachos, pero sólo he querido a dos, los que me han marcado y me han dado experiencias para la vida. Entre un novio, y otro hubo un espacio de cuatro años, primero, porque no quería estar con nadie hasta no sacarme del corazón al primer novio al que quise mucho. Y segundo, porque en el tiempo de soledad, salí con varios chicos y todos al final querían lo mismo, llevarme a la cama, y luego…no sé. El caso es que tuve que ir a donde un psicólogo para que me explicara él porqué mi miedo a la sexualidad y me dijo que eran problemas desde pequeña, pero son detalles que no quiero entrar en profundidad, no porque haya pasado algo malo, sino que son experiencias de mis amigas y de mi familia que fueron tristes.

Buena toda esta introducción para decir que yo quería algo que fuera inolvidable y que esa persona a la que yo me le iba a entregar tenía que merecerme. Soñé con un hombre ideal, que cada que hablaba de él, me decían ilusa. Pero no, cuando uno se valora sabe que lo mejor del mundo se lo merece.

¿Saben qué es lo mejor? Pues que ese hombre llega tal y como lo idealizaba, lo maluco fue que se apareció cuando estaba encaprichada con un tipo al que pensé que quería, pero ahora me doy cuenta que era una bobada superficial.
Salí con este hombre ideal, al principio no sabía que era aquel sueño porque lo tomé como un juego, pero con el tiempo y con sus detalles se ganó mi corazón; con él pensé y anhelé lo que nunca paso con los demás hombres y a lo que siempre le temí, que fue a tener relaciones sexuales y este caso lo llamo “ hacer el amor”.

Yo tengo 20 años, estudio en una universidad privada, pero por su condición suelen existir personas superficiales y demasiado materiales, todo allí es apariencia. Mucha gente pensó que yo ya había estado con un hombre por mi edad y como dicen algunos hombres ¿tu tan bonita y tan descuidada?. Pero no. Hace poco, y con 20 años aún, llego el momento, el cual fue inesperado pero maravilloso.

Una noche se quedó a dormir en mi casa mi muñequito, como le digo a mi amorzote. Ese día estaba nerviosa porque mi tía fue la que dijo que él debía quedarse y estaba nerviosa porque mi mamá nunca hubiera permitido eso, pero como ya no vivo con ella las cosas cambian.

Ese día todos ya estaban dormidos, en mi habitación estaba el sofá cama y la cama, para que cada uno se acostara aparte. Empezamos a jugar, luego nos besamos y escuche lo que nunca había escuchado “quiero hacerte el amor”, me dieron tantos nervios, pero a la vez emoción porque yo también lo deseaba.

Me beso el cuello, el abdomen, me acariciaba y mientras me tocaba temblaba, sentí que me rozaba la piel y que mi cuerpo ardía de placer. Luego me quitó la blusa, el brassiere, besó mis senos. Eran las caricias de amor más lindas que jamás había sentido.
Tenía tanto miedo, al principio pensaba en mis papás, en mi tía, pero luego se me olvidó y me concentré en lo que sentía, yo lo besé mucho, sentía que lo amaba, que le deseaba y que lo que pasara iba a ser lo más especial.

Le quite la camiseta, él me quito el pantalón y me besaba las piernas, me excitaba de una manera inexplicable cuando me besaba y acariciaba el abdomen, que en ese momento quería que estuviera dentro de mí.

Al principio me dolió tanto, pero eso se recompensó, cuando después de un rato sentí placer, y el amor más grande que se lo exprese en ese momento.
Cuando ya habíamos terminado, cada uno de demostrarnos de otra manera que yo no conocía el amor, me di cuenta y entendí por qué mis amigas se enamoraban y se apegaban más a sus novios, así no fueran correspondidas.

5

de
November

Una historia en Cartagena

A diario los jóvenes se enfrentan a su sexualidad, pero pocos se atreven a confesar sus temores y experiencias de cómo fue esa primera vez.

Déjenos saber su opinión y gane un día de aventura extrema para cinco personas en Suesca. Escalada en roca, senderismo por los farallones y rapel en roca y vacío.

Las historias serán publicadas, pero las identidades se mantendrán de forma confidencial.

Historia No 1. Eje Cafetero
Género: Femenino

¡Hola! Yo soy Jair voy a compartir con ustedes un pedacito de mi historia a cerca de mi sexualidad, que me dejó un bonito recuerdo y una experiencia interesante.

Esta historia me ocurrió a mis escasos 16 años, era muy joven por cierto. Yo conocí a Sandra una niña muy linda, la conocí en el parque de mi población, desde que la miré para mí todo fue felicidad, puedo decir que fue amor a primera vista, una sola mirada basto para saber que Sandra sería mía, como pude me acerque a ella para conquistarla, después de varias salidas y conocerla un poquito más la hice mi novia. Los días que viví junto a Sandra fueron los más felices de mi vida, ya que compartí muchos momentos especiales, como ir a cine, ir a rumbear, mi cumpleaños y también el amor que creí que ella sentía por mí.

Pero el día más especial, el que aún llevo en mí, el día en que por vez primera estuve con ella, esa noche fue como de película ya que viví a orillas del canal del dique. Esa noche sin ninguna mala intención nos fuimos a pescar y estando en el bote comenzó a serenar, ella al intentar cubrirse del agua que rápidamente comenzó a caer, se acercó a mí y me pidió que la abrazara por el frío que hacía en ese momento, yo la abracé el agua caía más rápidamente, y sin darnos cuenta, empezamos a besarnos, ya después no pudimos contenernos, al principio ella se acercó a mi con la intención de cubrirse el agua y el frío, y luego nos importo estar mojándonos.

Todo fue súper rico yo no lo podía creer, yo temblaba y no sé si era por el frío que hacía en el momento o por la emoción de sentir su cuerpo completamente desnudo junto al mío. Mi corazón comenzó a latir más rápido, sus dulces y delicadas manos paseaban por mi cuerpo, todo era como un sueño, mi corazón no paraba de latir fuertemente la lluvia no cedía y era emocionante ver como el agua que caía y se desplazaba suavemente por su cuerpo y se almacenaba en su ombligo, cada vez que el tiempo pasaba nos importaba menos la lluvia y el frío, yo quería al igual que ella que el tiempo se detuviera, pero el tiempo seguía su camino. Esa noche no paro de decirme al oído cuanto me amaba y esas palabras hacían más especial ese momento, yo seguía temblando, pero me di cuenta en ése momento que no era por el frío sino la emoción de mi primera vez. Después de haber pasado lo que ustedes se imaginarán, llegamos a la casa todos mojados, claro la excusa fue la lluvia.

El tiempo fue pasando y no me cambiaba por nadie, me sentía el hombre más feliz de la tierra, pensé que tenía a mi lado a la mujer más linda y buena del mundo “lástima que eso solo estaba en mis pensamientos”. A Sandra después de varios días no lo volví ver, paso una semana y no sabía nada de ella, llamaba y no me respondía, me encontraba desesperado, hice todo lo posible por hablar con ella hasta que por fin lo logré, ella decidió hablar con migo y me contó las razones de su ausencia, es que mi novio hace tres meses se fue a prestar el servicio y los mismos tres meses que tengo de embarazo me dijo ella, en ese instante me quise morir, quería que la tierra se abriera y me tragara. Ustedes me entenderán. Como un loco me fui corriendo para mi casa, dure varios días sin hablar con nadie, no comía gracias a Dios tenía a mi lado a mi madre que con mucha paciencia me apoyo y ayudó a salir a delante.

Hoy que el tiempo ha pasado no me arrepiento de haber sido su novio, porque a su lado viví momentos maravillosos como el de mi primera vez.

5

de
November

Estudios y estadísticas

El 50% de los adolescentes menores de 17 años es activo sexualmente y ha sostenido su primera relación sexual entre los 15 y 16 años en las mujeres, y entre los 14 y 15 años en los hombres (*).

Un estudio que desarrolló un equipo interdisciplinario de investigadores del CEDE y la Universidad de los Andes del 2004(**) “evidencia el efecto limitado que sobre el comportamiento de las adolescentes ha tenido la educación sexual que se imparte en los colegios desde 1993”.

Las historias de vida están sobre el tapete. Cuéntenos la suya o déjenos saber su opinión.

(*) “Sexual Health and Development of Adolescents and Youth in the Americas : Program and Policy Implications” de Jessie Schutt-Aine y Matilde Madaleno. Organización Panamericana de la Salud, 2003.

(**) Fecundidad adolescente en Colombia: incidencia, tendencias y determinantes. Un enfoque de historia de vida. Por Carmen Elisa Flórez*, y otros. Documento CEDE 2004-31. ISSN 1657-7191 (Edición Electrónica)

Report abuse Close
Am I a spambot? yes definately
http://miprimeravez.blog.terra.com.co
 
 
 
Thank you Close

Tu denuncia ha sido enviada.

La misma será procesada para tomar las medidas correctas. Esperamos que continues participando y haciendo crecer al servicio de Terra Blog.